Saber de un abogado – Preguntas Frecuentes
saber de un abogado

Documentación, honorarios y confidencialidad son las dudas mas comunes.

¿Qué ha de saber de un abogado?

A continuación detallamos las preguntas más frecuentes que suelen plantearse antes de la primera visita y que ha de saber de un abogado:

¿Qué documentación debe llevar para la primera reunión con el abogado?

Toda la que sea referente al caso que deba plantear o que usted considere de interés para explicar mejor su situación, en situaciones de impuestos o notificaciones de la Agencia Tributaria, todos los documentos que haya recibido por parte del Estado, así como su última declaración de renta.

Si tiene alguna duda, llame al abogado previamente a su reunión y le indicara que documentos le gustaría repasar conjuntamente. En este caso se aplica la máxima de que ‘siempre es mejor que sobre a que falte documentación’, no tenga reparos en traer todo lo que tenga sobre su caso.

¿Cuáles son sus honorarios?

Los abogados no pueden cobrar libremente, ya que deben ajustarse a los baremos y tarifas que establezca el colegio de abogados en cuyo ámbito actúa el abogado. Normalmente solicitaran una provisión de fondos (una paga y señal) para iniciar el proceso demandado y el resultado final, siempre que sea favorable, suele quedar pactado en un porcentaje.

¿Cuál es su especialidad y experiencia profesional?

Todos los perfiles de nuestros socios y profesionales están en la red profesional publica Linkedin, allí podrá consultar sus estudios académicos, su experiencia profesional así como sus reconocimientos y publicaciones.

¿Debo preocuparme por las cosas que le he contado a un abogado si finalmente no asume mi caso?

En absoluto, El artículo 437.2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial establece que:

“Los abogados deberán guardar secreto de todos los hechos o noticias de que conozcan por razón de cualquiera de las modalidades de su actuación profesional, no pudiendo ser obligados a declarar sobre los mismos.”

Por tanto no pueden hacer públicos los hechos y manifestaciones sobre los que tengan conocimiento en el ejercicio de su profesión, además de no poder ser obligados por ninguna autoridad a declarar sobre los mismos.