derecho concursal

¿Qué es el Derecho concursal?

La finalidad del derecho concursal es la de ordenar y conducir las situaciones de insolvencia, ya sea actual o inminente, tanto de empresas como de particulares.

Sería un error considerar que el derecho concursal sólo entra en juego en el momento en que la empresa o la persona se encuentran en una situación de insolvencia, en la que ya no puede hacer frente a sus deudas, ya que en la mayoría de las ocasiones en ese momento ya es demasiado tarde para poder reconducir la situación. En cambio, el asesoramiento en materia concursal debe ser preventivo en la empresa, entendiendo el mismo como una forma de conocer si la situación financiera y crediticia es idónea o nos puede llevar a la situación antes conocida como quiebra, de tal forma que asesorando a los gestores de la Empresa se pueda orientar la misma hacia la mejor alternativa posible.

¿Cómo es un procedimiento concursal?

En este sentido, es necesario tener en cuenta que, a grandes rasgos, el procedimiento concursal puede acabar únicamente de dos formas:

  1. La primera de ellas es la continuidad de la empresa. Es decir, después de pasar por todas las fases del concurso, se consigue aprobar un convenio con los acreedores, se reestructura la deuda y la dimensión de la empresa y se sigue con su actividad. La empresa sigue estando “viva”, habiéndose redimensionado.
  2. La segunda forma de terminar el procedimiento concursal es con la liquidación de la empresa. Este es el supuesto en que la empresa llega al inicio del procedimiento concursal en una situación difícilmente reconducible. Es decir, cuando la situación de la empresa hace inviable la continuidad de su actividad o cuando se ha tardado demasiado en asesorarse en materia concursal y el procedimiento se ha iniciado cuando la situación crediticia de la empresa era imposible de recuperar. En este caso, únicamente cabe liquidar los bienes de los que aún dispone la empresa y con ello saldar las deudas que sea posible, según el orden de prelación establecido en la ley.

Siempre intentamos asegurar la continuidad de la empresa

En nuestras actuaciones como administradores concursales designados por los Juzgados de lo Mercantil, hemos constatado que resulta de gran importancia para asegurar la continuidad de la empresa el asesoramiento concursal previo, ofrecido por un especialista en estos asuntos.

Del mismo modo, sólo aquellos administradores que tengan un asesoramiento legal previo adecuado no tendrán un riesgo claro de que se le haga responsables económicamente de la insolvencia de su empresa, debiendo según el caso hacer pago los mismos de las deudas de la empresa frente a los acreedores.

Solo cuando se es plenamente consciente de la situación y se toman las medidas necesarias con la antelación oportuna, se aumentan considerablemente las posibilidades de supervivencia de la empresa.

Otras facetas del asesoramiento concursal

Existe otro punto de vista del asesoramiento concursal, como es el del acreedor cuyo cliente se encuentra en situación de concurso y ve peligrar el cobro de su crédito. En este supuesto, es esencial afrontar la situación con el asesoramiento de un especialista. Si el importe adeudado así lo aconseja, personarse en el procedimiento concursal y seguir los trámites adecuados, será clave para tener posibilidades de recuperar el crédito.


Abogado asociado Departamento de Derecho Concursal

abogado derecho concursal

Albert Folk

Abogado asociado

DiG Abogados