Si el consumo eléctrico de su empresa de actividad industrial, supone más del 5% de la cifra de ventas, a partir del 2015 puede solicitar la nueva reducción del 85% en el impuesto sobre la Electricidad, de forma que el coste de su factura puede reducirse hasta en un 4,14%.

Los requisitos para solicitar esta nueva reducción son los siguientes:

  • Que su consumo eléctrico represente el 5% de su cifra de negocios anual, más la variación de existencias (en curso y terminados).
  • Si no cumple el requisito anterior, que la electricidad consumida en la fabricación de alguno de sus productos suponga más del 50% del coste total de este.

Para disfrutar de este beneficio fiscal, deberá presentar una solicitud en la Oficina Gestora de Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria (AEAT) de su provincia, informando que su empresas cumple los requisitos para disfrutar de la nueva reducción.

Hacienda le facilitará una tarjeta de inscripción registral territorial y un código de Identificación de la Electricidad (CIE) que deberá presentar ante su proveedor de consumo eléctrico, para que la aplique dicha reducción.