Un ecommerce o tienda online ofrece muchas ventajas debido al ahorro en costes de infraestructuras, facilidad a la hora de conseguir visibilidad, mayor alcance. Pero, como cualquier tipo de negocio, está sujeto al obligado cumplimiento de ciertos aspectos legales. Por ello, en este artículo te detallamos los 8 aspectos legales básicos para un ecommerce.

Es importante no confundir comercio electrónico con mera presencia en Internet. Hoy en día la mayoría de las empresas cuentan con un sitio web donde promocionarse y establecer contacto, pero esto no es comercio electrónico ya que no existen operaciones de pago, ni transacciones económicas on-line, sino que es simplemente información o publicidad de la empresa.

¿Qué leyes aplican en España sobre comercio electrónico?

Los negocios ecommerce con domicilio fiscal en España se verán afectados por la Ley De Servicios De La Sociedad De La Información y Del Comercio Electrónico, la Ley de Protección de Datos Personales, la normativa de protección al consumidor y otras complementarias y sectoriales que dependerán del producto o servicio que vaya a comercializarse online.

Estas leyes regulan el funcionamiento del comercio en general y del comercio online en particular, generando obligaciones, por lo que es importante recordar que, en caso de incumplimiento, podrían abrirse expedientes sancionadores con su correspondiente multa.

 

SOLICITAR CONSULTA

 

 

1. El deber de información

Este deber conlleva la obligación de identificar claramente en la web o a aplicación los datos del propietario (denominación y domicilio social, datos registrales, NIF e información de contacto).Esto suele incluirse en el aviso legal, en las condiciones de la web o en el footer o pie de página.

Igualmente, los precios de los productos y servicios deben ser claramente informados, así como los impuestos que se apliquen, si existen garantías, procesos de pago y compra, etc.

2. Derecho de desistimiento

Las tiendas online tienen la obligación de informar al consumidor de su derecho de desistimiento o lo que es lo mismo de devolución del producto. Ante este supuesto, el plazo legal mínimo para realizar una devolución o suspender un servicio es de 14 días naturales desde la entrega o entrada en vigor, sin tener que alegar motivos ni ser penalizado.

En los casos de servicios ya prestados, como puede ser por ejemplo la suscripción a plataformas, puede pedirse la finalización del contrato o subscripción sin consecuencias.

Exponer de manera clara el derecho de desistimiento en tu web de ecommerce es muy importante ya que, si no se informa debidamente de este derecho y sus condiciones, que recordemos es mínimo de 14 días, el consumidor tendrá automáticamente un plazo legal de 12 meses para realizar desistimiento.

3. Necesidad de obtener el consentimiento expreso del consumidor

En los casos en los que se vayan a añadir recargos adicionales al precio del servicio o del producto. Sería el caso, por ejemplo, de seguros de viajes o de cancelación.

4. Plazos de entrega

Si no se indica nada al respecto sobre el plazo de entrega de los productos o servicios, el plazo será el legalmente previsto por defecto, es decir una obligación de entrega en 30 días naturales. Si se quiere ampliar el plazo de entrega debe indicarse expresamente por escrito.

5. Garantías

La obligación del empresario vendedor de informar en su web de los plazos de garantía es responsabilidad suya y debe hacerse cargo de los defectos o fallos que pudiesen existir.

En España la duración de garantía de productos nuevos es de 2 años y para productos de segunda mano es de 12 meses en caso de venta por profesionales y de 6 en caso de particular.

6. Prohibición de envío de comunicaciones publicitarias no consentidas (spamming

En base a la legislación actual, el envío de correos electrónicos con fines comerciales y publicitarios no está permitido a no ser que sea expresamente aceptado por los usuarios a través de, por ejemplo, newsletters o subscripciones voluntarias.

7. Política de Cookies

Las cookies son archivos que crean los sitios que visitas. Guardan datos de la navegación para hacer que la experiencia en línea sea más sencilla y personalizada.

Se debe informar al usuario de la web sobre la existencia de cookies, sus condiciones y finalidad. El usuario de la web debe tener la opción de aceptarlas o no.

8. Protección de datos

Igualmente debe tenerse en cuenta la normativa prevista en materia de protección de datos de carácter personal. Es muy importante que los datos que se obtengan de los usuarios estén sujetos a un riguroso cumplimiento de la normativa sobre privacidad.

 

SOLICITAR CONSULTA

 

Documentos legales para tu ecommerce

Todas las obligaciones mencionadas deben recogerse principalmente en 4 documentos claros y sencillos que deben estar disponibles en la web:

– Aviso legal
– Política de privacidad
– Política de cookies
– Condiciones generales de contratación o los T&C.

Por último, debe tenerse en cuenta que, cuando tratamos con consumidores, las normativas son estrictas y tienden a ponerse de parte del consumidor por lo que es importante tener en cuenta todos estos aspectos legales para que nuestro ecommerce no incurra en infracciones que deriven en sanción.

 

Ante cualquier duda sobre el uso y aplicación de los aspectos legales referentes a un ecommerce o tienda online recomendamos encarecidamente disponer de asesoramiento de profesionales en la materia.

 

 


Sobre los autores:

Elena Chueca

Abogada mercantilista

DiG Abogados