La reforma aprobada en noviembre 2014, ha modificado el tratamiento fiscal de los bonus o las retribuciones variables que se perciban a partir de 1/01/2015

Los denominados “bonus”

La norma prevé una reducción del 30 por 100 de estos rendimientos del trabajo, siempre que:

  • Tengan un período de generación superior a los dos años.
  • Que en el plazo de los 5 años anteriores no se haya aplicado esta reducción.
  • Se impute en un único año. No existe posibilidad de fraccionar cobro en varios ejercicios.

Esta reducción se aplicará hasta el límite máximo de los 300.000€.

A los efectos de determinar el “período de generación” es necesario que exista un momento inicial de la existencia del derecho y un momento final, en el que se devenga el rendimiento, por lo que es importante la constatación por escrito de dichos acuerdos. Debe existir un compromiso fijado a largo plazo.

Consejo Práctico: Es recomendable formalizar un documento o contrato específico regulando las condiciones y requisitos para la obtención del bonus, ya que ha de ser algo “especial” (no habitual) y ha de probarse que se ha generado en un período superior a dos años. Consúltenos

En forma de “Stock Options”

La operación consiste en la entrega a los trabajadores, de forma gratuita o por un precio inferior al de mercado de acciones o participaciones de la propia empresa o de otras empresas de grupo.

Esta entrega se considera rendimiento en especie por la totalidad del valor de mercado de las acciones o participaciones recibidas.

No obstante, se establece una exención por un importe de hasta 12.000€ anuales, en los supuestos en que esta oferta se realice a todos los trabajadores en las mismas condiciones.

A las “stock options” le resulta de aplicación la reducción del 30%, en los mismos términos y requisitos que los bonus.

Nota: Se ha establecido un Régimen Transitorio para los bonus y “stock options” concedidas con anterioridad a 1/01/2015.


Sobre el autor:

abogado fiscal en barcelona

Albert Pujol

DiG Abogados

Linkedin