Desde el pasado 12 de septiembre de 2016, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social aprobó una Orden Ministerial para su entrada en vigor el día siguiente (13 de Septiembre), que elimina la necesidad de que las empresas dispongan del Libro de Visitas ante la Inspección de Trabajo.

En su lugar, se establece que los Inspectores de Trabajo y Seguridad Social y los Subinspectores laborales, cuando realicen la visita en el centro de trabajo o la comprobación por comparecencia del inspeccionado, extenderán una diligencia sobre dicha actuación debiendo seguir el Modelo aprobado en la referida Orden y pudiéndose plasmar en formato electrónico. En el siguiente enlace encontrará la Orden Ministerial de 10 de junio, por la que se regula el modelo de diligencia de actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, así como el modelo de diligencia que deberá efectuarse.

 En esta diligencia, deberá constar necesariamente el siguiente contenido:

  1. Lugar y fecha de expedición de la diligencia.
  2. Identificación del funcionario actuante.
  3. Datos de la empresa/centro de trabajo.
  4. Datos del representante que haya atendido al inspector actuante.
  5. Circunstancias de la colaboración de los representantes de los trabajadores.
  6. Materias y aspectos examinados y demás circunstancias concurrentes.

Sin embargo, pese haberse anunciado la eliminación del deber de disponer de Libro de Visitas, no debemos pasar por alto que la propia Orden establece la obligación de conservación de los Libros de Visitas así como los modelos de diligencia electrónicos extendidos con anterioridad al 13 de septiembre de 2016, por un período de 5 años desde la fecha de la última diligencia realizada. Igualmente, los nuevos formatos de diligencias entregados o remitidos a la empresa también deberán conservarse durante el período de 5 años desde su expedición, estando a disposición de la Inspección de Trabajo.


Sobre el autor:

Miquel Fornieles

 

DiG Abogados

Linkedin