Reduzca gastos externalizando sus departamentos administrativos y contables

Es época de ajustarse el cinturón en las empresas, una buena opción para reducir costes puede ser el outsourcing, es decir, externalizar algunos departamentos internos (administración, contabilidad, nóminas…), porque seguro que más de una vez se ha planteado estas dos cuestiones:

1. ¿A cuánto ascienden todos los costes de su oficina de gestión interna?

El espacio, equipos informáticos, licencias de programas informáticos, coste del personal administrativo, líneas telefónicas y sistemas de comunicación en general, etc…

2. ¿Por qué no dejar la gestión interna de su empresa en manos de profesionales contrastados?

Expertos en contabilidad, asesores tributarios, despachos de abogados especializados en derecho mercantil y derecho laboral que pueden supervisar la contratación con sus clientes y proveedores, economistas y todo un equipo de profesionales dedicados a la asesoría y gestión de empresas con las máximas garantías, idiomas y confidencialidad.

Solo necesita encontrar un equipo outsourcing profesional que le ofrezca confianza, implicación, que se adapte a sus necesidades y a la manera en que a usted le gusta que se lleven las cosas en su empresa.

Cada vez más empresas, incluso multinacionales, se están acogiendo a este sistema de gestión. Los servicios externalizados son de todo tipo: dirección financiera, gestión tributaria, contratación, facturación, tesorería, gestión de cobros/pagos, recursos humanos y un largo etcétera, que depende de cada empresa y de sus necesidades específicas.

OUTSOURCING

En cualquier caso, este tipo de gestión empresarial externalizada (outsourcing), resulta especialmente conveniente en negocios de las siguientes características:

  • Proyectos empresariales con período determinado, como producciones audiovisuales, UTEs, organización de eventos, etc.
  • Actividad empresarial de profesionales, como despachos de arquitectos, abogados, ingenieros, consultorios médicos y todo tipo de profesionales que necesiten dedicar todo su tiempo al desarrollo de su propia actividad.
  • Negocios gestionados a través de servicios web.
  • Startup o expansión de negocios hacia nuevos mercados. Permite iniciar el negocio sin necesidad de invertir en una estructura fija. Los costes son totalmente flexibles, dado que sólo se contrata el volumen de servicios necesarios en cada momento y no hay costes fijos mínimos.
  • Sociedades patrimoniales familiares. Podrá dedicarse a desarrollar su actividad profesional, centrándose en su negocio y dejar que los profesionales se encarguen de la gestión interna de su empresa.
  • Empresas extranjeras que deseen establecerse en España y delegar las tareas mas ordinarias de una empresa.

Sobre el autor:

Economista en Barcelona

Inés Gros

DiG Abogados