La expropiación forzosa

Expropiación forzosa

¿Conoces el concepto de expropiación forzosa? El derecho a la propiedad privada puede verse afectado por la expropiación forzosa, un procedimiento mediante el cual una propiedad o un derecho pueden ser retirados a una persona, compensándola económicamente por ello. A continuación, vamos a explicar punto por punto en qué consiste la expropiación forzosa.

 

SOLICITAR CONSULTA

 

¿Qué es la expropiación forzosa?

La expropiación forzosa es un acto administrativo que permite a las autoridades públicas tomar una propiedad privada o un derecho por motivos de utilidad pública o interés social, ofreciendo a cambio una compensación económica justa al propietario afectado. Este proceso se realiza bajo ciertos procedimientos y garantías legales para proteger los derechos de los propietarios.

Regulación de la expropiación forzosa

El artículo 33.3 de la Constitución Española establece que nadie puede ser privado de sus bienes y derechos excepto por una causa justificada de utilidad pública o interés social, y siempre mediante una compensación adecuada y conforme a lo estipulado por la ley. 

¿Qué tipos de bienes se pueden expropiar?

Según el artículo 1.1 de la Ley de Expropiación Forzosa, se permite la expropiación de propiedades privadas, así como de derechos o intereses patrimoniales legítimos. Usualmente, la expropiación forzosa se aplica a bienes inmuebles, con el propósito de realizar construcciones necesarias para el beneficio de la ciudadanía, como carreteras, por ejemplo.

¿Cuáles son los derechos del propietario ante la expropiación forzosa?

Los propietarios afectados por una expropiación forzosa tienen ciertos derechos clave que garantizan una compensación justa y protegen sus intereses. Estos derechos son:

  • Pago del justiprecio

El derecho principal del propietario es recibir una compensación económica justa por los bienes o derechos expropiados. Esta compensación, conocida como justiprecio, se calcula según lo establecido en la Ley de Expropiación Forzosa y otras normativas aplicables, como la Ley de Suelo.

  • Derecho de reversión

Según el artículo 54.1 de la Ley de Expropiación Forzosa, el propietario tiene derecho a recuperar la propiedad expropiada (o lo que quede de ella) si:

    • No se ejecuta la obra.
    • No se establece el servicio para el cual se realizó la expropiación.
    • Sobra alguna parte de los bienes expropiados.
    • Desaparece la afectación.

No obstante, este derecho no se aplica si:

    • Se justifica una nueva afectación a otro fin de utilidad pública o interés social simultáneamente a la desafectación.
    • La afectación se prolonga durante 10 años desde la finalización de la obra o el establecimiento del servicio.
  • Derecho de retasación

Conforme al artículo 58 de la Ley de Expropiación Forzosa, si pasan 4 años sin que se haga efectivo o se consigne el justiprecio, se debe reevaluar el valor de lo expropiado.

 

SOLICITAR CONSULTA

 

Procedimiento de la expropiación forzosa

Para llevar a cabo una expropiación forzosa, es necesario seguir una serie de formalidades. Aunque existe un procedimiento especial para casos de urgencia o necesidad, el procedimiento general es el siguiente:

  • Determinación de la necesidad de expropiar

La Administración debe identificar y justificar el interés público que requiere la expropiación y especificar los bienes o derechos a expropiar.

El propietario de estos bienes debe ser notificado por escrito, tras lo cual se inicia un período de información pública. Durante este tiempo, cualquier persona puede aportar información, presentar objeciones o corregir errores.

Después de este periodo, se resuelven con precisión los bienes y derechos afectados y se identifican sus propietarios.

  • Cálculo del justiprecio

Se debe calcular el justiprecio, que es la compensación económica para el propietario. Hay dos métodos para determinarlo:

    • Mutuo acuerdo: Se intenta primero llegar a un acuerdo entre la Administración y el propietario.
    • Procedimiento contradictorio: Si no se llega a un acuerdo en 15 días, se acude al Jurado Provincial de Expropiación. Este órgano de tasación recibirá una hoja de aprecio de ambas partes, detallando los bienes, su valoración económica y la justificación de la expropiación.

El Jurado Provincial debe emitir una resolución motivada sobre el justiprecio en un plazo de 8 días. El propietario puede recurrir esta resolución por vía administrativa.

  • Pago del justiprecio

Una vez determinado el justiprecio, la Administración tiene un plazo de 6 meses para efectuar el pago. Si no cumple con este plazo, deberá pagar los intereses correspondientes. Además, si no realiza el pago en un plazo de 4 años, se podrá proceder a una nueva tasación del bien o derecho expropiado.

 

 

Preguntas frecuentes sobre la expropiación forzosa

¿Qué documentación se necesita para iniciar el proceso de expropiación?

Para iniciar el proceso de expropiación, la Administración debe presentar una serie de documentos, incluyendo el proyecto o plan que justifica la expropiación, un informe que demuestre el interés público, y una relación detallada de los bienes y derechos a expropiar. Además, se debe notificar formalmente a los propietarios afectados.

¿Cómo afecta la expropiación forzosa a los inquilinos de una propiedad?

En el caso de inmuebles alquilados, los inquilinos también tienen derechos que deben ser respetados. Dependiendo de la legislación vigente, pueden tener derecho a una indemnización por la terminación anticipada del contrato de arrendamiento y, en algunos casos, a asistencia para reubicarse.

¿Qué es el procedimiento de urgencia en la expropiación forzosa?

El procedimiento de urgencia se aplica cuando la situación requiere una acción rápida. En estos casos, se puede proceder a la ocupación de los bienes antes de finalizar el proceso completo de expropiación, aunque la determinación del justiprecio y el pago de la compensación deben seguir los procedimientos habituales.

¿Cuál es el papel del Jurado Provincial de Expropiación?

El Jurado Provincial de Expropiación es un órgano colegiado encargado de determinar el justiprecio cuando no se alcanza un acuerdo entre la Administración y el propietario. Este jurado evalúa las hojas de aprecio presentadas por ambas partes y emite una resolución motivada sobre el valor de la compensación.

¿Puede el propietario expropiado reclamar daños adicionales además del justiprecio?

Sí, en algunos casos, el propietario expropiado puede reclamar una indemnización adicional por daños y perjuicios si puede demostrar que la expropiación le ha causado un daño especial que no está cubierto por el justiprecio. Esto puede incluir pérdidas económicas directas relacionadas con la expropiación que no se hayan considerado en la valoración inicial.

Conclusión 

La expropiación forzosa es un proceso complejo que implica una serie de formalidades y procedimientos para asegurar que se respeten los derechos de los propietarios y se logre una compensación justa. Desde la determinación de la necesidad de expropiar hasta el cálculo y pago del justiprecio, cada paso del proceso está diseñado para equilibrar los intereses públicos y privados.

En DiG Abogados, ofrecemos asesoramiento y representación especializada en derecho administrativo y expropiaciones forzosas. Nuestro equipo de expertos está comprometido a ayudarte con este proceso con confianza y a asegurar que se cumplan todas las garantías legales.

Related Posts

Call Now Button