Los planes de ahorro a largo plazo son productos financieros que se instrumentan a través de seguros, cuentas o depósitos que, en todo caso, garanticen el 85% del capital invertido.

Características principales:

  • Los rendimientos procedentes de estos planes de ahorro estarán exentos en el IRPF o declaración de la Renta.
  • Un contribuyente sólo podrá ser titular de forma simultánea de los planes de Ahorro a Largo Plazo.
  • Para aplicar la exención se exige, que el contribuyente no realice ninguna disposición antes de finalizar el plazo de 5 años desde su apertura.
  • Si se realiza cualquier disposición antes de este plazo, los rendimientos obtenidos a lo largo de su vigencia se deberán incorporar a la base imponible del IRPF del año en que se hubiera producido la disposición.
  • Las cantidades que se pueden aportar a estos planes de ahorro, están limitadas a 5.000 euros anuales.

Además, se establecen las siguientes especificaciones en relación con este producto:

  1. Se establece que la exención se aplica a los rendimientos positivos generados durante la vigencia de planes de ahorro (no a los negativos).
  2. La extinción del planes de ahorro se producirá no sólo cuando el contribuyente efectúe cualquier disposición, sino también cuando se exceda el límite de las aportaciones (5.000 euros anuales).
  3. Se establece la posibilidad de constituir con cargo a la Cuenta Individual de Ahorro a Largo Plazo, no sólo uno o varios depósitos de dinero, sino también otros productos financieros.

Sobre el autor:

Xavier Vales DiG Abogados barcelona fiscal

Xavier Vales

DiG Abogados

Linkedin