Si estás pensando en comprar una vivienda os voy a explicar que documentación es importante revisar así como los detalles a tener en cuenta a fin de evitar futuros problemas a la hora de comprar una casa, apartamento, inmueble…

1.- En primer lugar, y fundamental, es comprobar el estado de cargas de la vivienda que vamos a adquirir. Para ello solicitaremos una nota simple al Registro de la Propiedad donde se encuentra inscrita la finca con el objeto de comprobar si está libre de cargas, o por el contrario, tiene alguna hipoteca, embargo o cualquier otra limitación.

En esta nota simple también podremos comprobar quién es el propietario de la vivienda.

Si quieres ver el vídeo en Youtube de este articulo click aquí–} Vídeo sobre comprar una vivienda en España.

2.- Si la vivienda se encuentra hipotecada tendremos que valorar si nos subrogamos en la hipoteca existente o, en cambio,  contratamos nuestra propia hipoteca (si necesitamos pedir hipoteca).

Si no nos subrogamos en la hipoteca existente, debemos contar con un Certificado de saldo 0 y cancelación registral que acredita que la hipoteca existente se encuentra saldada al momento de la compraventa.

3.- Si la vivienda forma parte de una comunidad de propietarios es importante comprobar que el vendedor se encuentra al corriente de pago de los gastos de comunidad, y, el día de la compra, se tendrá que aportar un certificado firmado por el Administrador de la comunidad de propietarios (o, si no existe administrador, firmado por el secretario con el visto bueno del presidente de la comunidad) haciendo constar que no existen cuotas de comunidad ni derramas pendientes de pago.

4.– También conviene revisar los Estatutos de la comunidad así como las últimas actas comunitarias aprobadas para saber si existen derramas aceptadas, su importe y forma de pago.

Asimismo, es recomendable hablar con el administrador por si se prevé aprobar a corto plazo algún tipo de derrama extraordinaria.

5.- Tampoco está de más que revisemos la situación urbanística de la vivienda en el correspondiente Ayuntamiento.

6.- En sexto lugar, conviene verificar que el vendedor se encuentra al corriente de pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), debiendo presentar  el último o los últimos recibos pagados. Legalmente el obligado al pago de este impuesto es el titular de la vivienda a fecha 1 de enero.

7.- Otro documento que nos tiene que presentar el vendedor es la cédula de habitabilidad, que garantiza que la vivienda cumple con los requisitos mínimos de habitabilidad.

8.- También es necesario que el vendedor aporte un certificado de eficiencia energética (obligatorio desde el 1 junio 2013).

9.- Si la vivienda tiene más de 45 años de antigüedad, el vendedor asimismo deberá de presentar el certificado de inspección técnica del edificio (conocido como la ITE).

10.- Y, por último, revisados todos los aspectos que acabo de comentar, y si tenemos claro que queremos comprar la vivienda convendría ir recopilando los planos de la vivienda así como la información sobre las instalaciones y verificar que los suministros se encuentran pagados.

Finalmente, una vez verificados estos 10 documentos ya podremos solicitar la firma de un contrato de arras.