La compra de una vivienda suele ser la inversión más importante en nuestra vida, por eso es importante estar bien asesorado y conocer los pasos a seguir:

Pasos preliminares:

1) Comprobar el estado de cargas de la vivienda, directamente en el Registro de la Propiedad. También puede pedir al Ayuntamiento un certificado de legalidad urbanística para prevenir una posible afectación urbanística.

2) Conocer la cuota comunitaria y pedir una copia de las últimas actas de la comunidad de propietarios, para no encontrarnos con sorpresas inesperadas, en forma de derramas extraordinarias. Y si está al corriente de pago de las cuotas comunitarias.

3) Obtener una copia de la división horizontal del edificio y de los Estatutos comunitarios, si los hubiere, cotejar los coeficientes, contemplar si hay previstas obras, salidas de humos, licencias de bares, etc . Si se trata de un edificio antiguo comprobar, si es posible, si puede padecer aluminosis o algún otro vicio aparente u oculto.

 

4) Determinar claramente el precio de venta (antes de impuestos) y la forma de pago. Si tiene IVA o ITP en caso de viviendas de segunda mano reformadas.

5) Se denomina “Arras” al contrato privado que se firma, antes de la formalización de la compra en Escritura Pública, y en el que ya deben reflejarse todos los datos y condiciones de la compraventa a escriturar. La forma más común son “arras penitenciales”, que permiten desligarse del contrato de compraventa, eso sí, perdiendo íntegramente la cantidad entregada. No hay que confundir este contrato con la simple “paga y señal” que solo supone un compromiso de reserva temporal para decidir o no si se lleva a cabo el negocio, pero sin mayores efectos.

6) Pactar claramente quien asume los gastos de la compraventa, suele ser el comprador, pero es importante indicarlo en el contrato de “Arras” y en la escritura pública.

7) Solicitar la cédula de habitabilidad y el certificado de eficiencia energética.

Como se trata de muchos y variados pasos, nuestra recomendación, es buscar a alguien que le asesore y supervise durante todo el proceso, eso le hará estar en igualdad de condiciones ante promotores, vendedores y bancos. A la larga será ahorrarse problemas en su inversión más rentable.


Sobre el autor:

Abogado Patrimonio en Barcelona

Francesc Fortuny

DiG Abogados

Linkedin