Ley Beckham: régimen fiscal especial para impatriados

Régimen fiscal especial para impatriados

El régimen fiscal especial para impatriados o Ley Beckham permite a trabajadores extranjeros que vengan a España tributar como no residentes. Esta medida, propicia unas condiciones atractivas para la captación de talento y de perfiles cualificados y ejecutivos desde el extranjero. La ley fue utilizada por el famoso futbolista inglés David Beckham, mientras vivía en el país jugando en el Real Madrid C.F. y fue una de las primeras celebridades extranjeras en aplicar la ley,de ahí que esta fuera apodada así. No obstante, desde 2015 este beneficio fiscal ya no aplica a deportistas profesionales.

 

SOLICITAR CONSULTA

 

¿Qué es la Ley Beckham? 

Se denomina Ley Beckham o Ley de Impatriados a la aplicación de un régimen especial de IRPF a aquellos extranjeros que, por motivos laborales, trasladan su residencia fiscal a España pero se les permite tributar como no residentes durante cierto número limitado de años.  Este régimen permite una tributación inferior a quien se traslade a España para trabajar y cumpla una serie de requisitos, suponiendo un gran atractivo para las empresas españolas en búsqueda de talento.

Los principales beneficios fiscales que presenta acogerse a este régimen fiscal son los siguientes:

Beneficios fiscales

  • Los rendimientos del trabajo tributan en concepto de IRPF al tipo fijo del 24% hasta 600.000 euros anuales. A partir de la cifra de 600.000,01 euros se tributa al 47%.
  • Únicamente se tributa por los rendimientos obtenidos en España. Por ejemplo, no se tributaría en caso de obtener ingresos en el extranjero provenientes de:

– Ganancias de capital

– Rendimientos de capital mobiliario (dividendos, intereses).

– Ingresos por alquiler

  • Con respecto al impuesto sobre el patrimonio, solamente se tienen en cuenta los bienes que se encuentran en España.
  • Exime de la obligación de presentar el controvertido Modelo 720.

Requisitos para acogerse a la Ley Beckham

El mencionado régimen debe solicitarse dentro del plazo de 6 meses desde la fecha de alta a la Seguridad Social o desde la fecha que conste en el certificado de cobertura de la Seguridad Social del país de origen, en caso de tratarse de un desplazamiento internacional. El plazo es improrrogable y no admite excepciones, por lo que es muy importante tramitar la solicitud dentro del plazo y acompañada del modelo de solicitud correspondiente.

 

SOLICITAR CONSULTA

 

Debe cumplirse además con otro requisito adicional, como es el de no haber residido en España durante los últimos 10 años y tener un contrato formalizado con una compañía española o una carta de desplazamiento internacional para verificar que nos trasladamos por motivos laborales.  Hay que mencionar que el actual proyecto de ley del ecosistema de empresas emergentes, conocida como Ley de Startups, que implementa la figura de los llamados “nómadas digitales”, plantea una serie de modificaciones sustanciales entre las que se encuentra reducir de 10 a 5 los años durante los que no se debe haber residido en España. También abre la puerta a poder extender el límite de años que se puede disfrutar de este régimen fiscal especial de los 6 años actuales (el año que se solicita y los 5 siguientes) a 11 años (el año que se solicita y los 10 siguientes).

 

Por último, los beneficios que plantea la Ley Beckham, aunque atractivos, requieren de ciertos trámites  y conocimientos que deben ser tratados con un asesor fiscal. Nuestros asesores están al corriente de todas las novedades legislativas referentes al régimen especial de impatriados y podrán facilitarte todos los trámites e información en base a tu situación concreta.

 


Sobre el autor:

Alejandro Guayta Pujol

DiG Abogados

Call Now Button